miércoles, 3 de junio de 2009

un cigarrillo deliciosos pero nocivo para la salud

Esperaba ansiosa ese momento, sí, ese encuentro que daría tanta dicha a mi día, ese momento de sentarme y contemplarte, olerte y saborearte, era la parte de mi día mas exquisito, fuera en la mañana, en la tarde o en la noche no importaba, se disfrutaba del mismo modo, el tiempo y la cantidad del mismo no era un factor que diera o no intensidad al momento, solo el hecho de estar era lo importante, el disfrutar el aquí y el ahora.

Era un placer ver como se consumía ese cigarrillo era un placer ver el humo que se desprendía, jugar haciendo circulitos que desaparecían en el aire, era el cigarrillo mas exquisito que jamas había probado y que no volverá a tocar mi boca.

Ese cigarrillo ha sido el mas peligroso... ese cigarro que es interminable, que me atrae sin medida, del cual confieso soy adicta, del cual incluso tengo quemaduras, ese que se prendía con una llama tan rica como una mirada, ese mismo que podía quemar en cualquier momento, ese que después de saborearlo, después de tan grato placer, da tanta tranquilidad, da tanta paz a la orilla de la cama y que hoy ha dejado las cenizas del recuerdo.

Hoy después de tanto, tengo la certeza que jamas lo volveré a fumar, la rehabilitación ha sido lenta, desesperante, sin embargo, me he desintoxicado, no ha sido fácil: los temblores, el sudar frió, la taquicardia de solo pensar en fumarlo ha sido muy angustiante, pero mi cuerpo se ha limpiado aunque sé, quedan indicios de sustancias toxicas dentro.

y te aclaro no volveré a fumarte, por que ese cigarro tan rico que tanto me ha gustado me ha costado efisema en el corazón, daños en la autoestima y ahogo constante en llanto.

así que hoy una vez limpia, despierta nuevamente, prefiero decirte adiós darte las gracias por ese buen sabor de boca de cada día que te tuve y te agradezco de todo corazón el hecho de ser tan nocivo para la salud, ya que es eso precisamente lo que me hace dejarte lejos de mi vida con la firme convicción de no dar un paso atrás.

hasta siempre o hasta nunca que al final de cuentas es lo mismo.

tu amor fue como un cigarrillo, delicioso pero nocivo para la salud.

piensa bonito

10 comentarios:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

siempre lo e dicho, el amor es nocivo para la salud, pero nos gusta llenarnos de drogas el corazon =D

saluditos¡¡¡

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Siempre tendrás un lugar en el fin de los tiempos para olvidar.
La última entrada será pronto la penúltima.
Un abrazo

DIAVOLO dijo...

Me encantó el simbolismo que elegiste... y es que tantas veces el amor es nocivo... tantas...

Besos saludables.

Buen Tono 23 dijo...

Muy buena metáfora y que decir del texto igual.
:D saludos

y te invitamos a escuchar nuestro podcast Buen tono 23

La sonrisa de Hiperión dijo...

Si, pero a estas alturas, que te saquen el humo de dentro, no?
jjajajaja


saludos

Sabina Bovary dijo...

Espiral, el amor es la mejor droga cuando no es nociva. :D un abrazo.

Antonio, si, lo se, como este último cigarrillo.... te leo.

Diavolo, igual, besos saludables pal corazón y el espiritu. :)

Buen tono gracias por tu comnetario aunque preferiría no hicieras publicidad de buen tono.

Hiperión, jajaj me has hecho reir... el humo es como la niebla, talvez algo inherente a mi, un abrazo.

Diario de nuestros pensamientos dijo...

me gusta la comparacion de fumar con el sentiemitno de amor

muy chulo!
Besitos

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Excelente comparación, quizá de esa frma el vicio de cuerpo, de un beso de su respiración, pueda desvanecerse como el humo blanco del tabaco.

Un fuerte abrazo cariño, cuidate mucho, besitos.

rOo RAMONE dijo...

tan nocivo
que a veces no le hacemos caso a eso.

azpeitia dijo...

Tremenda experiencia....un abrazo de azpeitia